SCM Music Player

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Pasas. Secando uvas.



                Este año no ha sido bueno para las uvas. Las cosechas han sido escasas y en muchos casos se han perdido cultivos enteros. Creo que el clima aquí en nuestra zona ha sido bastante irregular. En nuestro caso, yo sólo tengo seis cepas de uva negra sin pepitas Autumn Royal y una cepa Dawn Seedles de uva blanca sin pepitas. Es cierto que todas son bastante jóvenes, aunque ya el año pasado dieron algún racimo. Pero este año, el mildiu ha atacado muy fuerte y a pesar de que curamos con azufre en primavera, unas repentinas tormentas debieron barrer la cura.
                Mi vecino Andrés tiene una pérgola cubierta de parras. Este año él ha tenido más suerte que yo, y sus parras han tenido una cosecha aceptable. No conozco la varieda, pero deben ser Sultana sin pepitas. El caso es que al final me regaló media cajita de racimos y como en ese momento teníamos mucha fruta, me decidí a secarlas para pasas.
                Lo primero, lavarla con agua y eliminar parte de las uvas estropeadas, rotas o podridas.
                Luego atamos con una cuerda dos racimos, uno a cada extremo y los tendemos en un tendedero de ropa.
Cada día, hay que ponerlas al sol y recogerlas por la tarde, para facilitar que se vayan deshidratando de manera natural.
                Cuando las uvas empiezan a ponerse oscuras, es indicativo de que han perdido parte del agua, concentrando los azúcares. Aún no están arrugadas, pero ya se ve como los tallos se han secado convirtiéndose en palos que crujen al intentar doblarlos.
Es el momento de desgranar uva por uva, quitando los rabillos y eliminando cualquier hollejo seco.
                Las vamos colocando estiradas en una caja de cartón y siempre que tengamos oportunidad seguiremos sacándolas al sol, removiendo los montones de vez en cuando para que todas queden lo más deshidratadas posible.
                Por último, embolsamos y listo, unas pasas estupendas para acompañar bizcochos, platos de cocina o simplemente como postre. Todo el proceso ha durado unos dos meses y están buenísimas además de ser muy beneficiosas para la salud. Están consideradas frutos secos y son un alimento muy energético al contener hierro, cobre y manganeso. Fortalecen el sistema nervioso y combaten la osteoporosis. Tratan el estreñimiento y contienen antioxidantes. Eso sí, contienen gran cantidad de azúcar por lo que las personas con el azúcar alto deben comerlas con moderación.
 Gustan...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario